domingo, 13 de agosto de 2017

 

Las importancia del Deporte en el ejercicio


La primera causa de mortalidad e incapacidad en los hombres y las mujeres de los Estados Unidos se debe a las enfermedades coronarias. Alrededor de medio millón de norteamericanos mueren al año debido a enfermedades coronarias y aproximadamente la mitad de estas muertes son en mujeres.

Hoy en día, la prevención de enfermedades coronarias se ha convertido en el reto más importante para los investigadores biomédicos y para los profesionales de salud pública. En promedio, durante cada minuto del día, tres norteamericanos sufrirán un ataque cardiaco, sumando casi un millón y medio de ataques al año.

¿Obtenemos suficiente ejercicio de nuestras actividades diarias?

La mayoría de los Norteamericanos hacen muy poco ejercicio vigoroso en el lugar de trabajo durante las horas de descanso. Hoy en día, son pocos los trabajos que requieren de una actividad física vigorosa. Por lo general, las personas viajan en algún tipo de transporte y ven la televisión en su tiempo libre en vez de estar físicamente activos. Las actividades como el jugar golf y boliche benefician muy poco a la persona, aunque este beneficio se puede incrementar haciendo el ejercicio más frecuente y vigoroso. La evidencia sugiere que aun llevando a cabo actividades de baja a moderada intensidad se puede obtener beneficios a corto y largo plazo.

Si se hacen a diario, disminuye el riesgo de padecer una enfermedad del corazón. Dichas actividades incluyen: caminar placenteramente, subir escaleras, jardinería, jardinería pesada, quehaceres domésticos moderados o pesados, bailar y hacer ejercicio en casa. Al hacer un ejercicio más vigoroso se puede mejorar las condiciones físicas del corazón y de los pulmones, lo que disminuye el riesgo de sufrir una enfermedad del corazón. Hoy en día, muchas personas están redescubriendo los beneficios que aportan las actividades que incluyen un ejercicio moderado o vigoroso como la natación, caminar rápido, correr o brincar la cuerda.

A este tipo de actividades se les llama "aeróbicas" esto significa que el cuerpo utiliza oxígeno para producir la energía requerida para la actividad. Los ejercicios aeróbicos pueden mejorar la condición física de corazón y pulmones si estos se hacen con una adecuada intensidad durante 30 minutos de 3 a 4 veces por semana. ¡No tiene que entrenar como un corredor de maratón, para lograr una buena condición física! Cualquier actividad que lo estimule a moverse, aun cuando sea por unos pocos minutos diarios, es mejor que nada. Para las personas inactivas el objetivo es comenzar una actividad. Una buena manera para lograr esto es caminar de 10 a 15 minutos durante la hora de comer. Otras ideas que se encuentran en este folleto le ayudarán a moverse y a vivir una vida más activa.

El peso deseado Ayuda a controlar el apetito

Para poder bajar 455 grs. debe quemar 3,500 calorías a partir del número de calorías ingeridas. Si quiere bajar de peso, la actividad física hecha con frecuencia puede ayudar de las siguientes dos maneras:

Primero, puede ingerir lo que para usted es una cantidad normal de calorías, pero debe incrementar su actividad física. Por ejemplo: Una persona que pesa aproximadamente 90 Kg y sigue comiendo la misma cantidad de calorías, decide caminar rápidamente 2.400km. diarios, esta persona bajara aproximadamente 6.363 Kg en un año. O, Segundo, puede comer menos calorías y ser más activo. Este ultimo es la mejor opción para bajar de peso.

Aproximadamente ¾ partes de la energía que quema a diario, proviene de lo que su cuerpo utiliza para sus necesidades básicas, tales como dormir, respirar, digerir el alimento y reclinarse. Una persona quema solo una pequeña cantidad de calorías durante las actividades diarias tales como sentarse. Cualquier incremento en la actividad física diaria quemará más calorías. A continuación se muestra el promedio de calorías que quema por hora una persona que pesa aproximadamente 68 Kg (Una persona que pesa menos, quemará menos calorías; una persona que pesa mas, quemará mas calorías).

Debido a que las cantidades exactas de las calorías no están disponibles en la mayoría de las actividades, las cantidades mencionadas son un promedio, estas provienen de varias fuentes y muestran la intensidad relativa de las actividades.

Calorías quemadas

  • Andar en bicicleta 9.6 kmph 240 cals./hr.
  • Andar en bicicleta 19.3 kpmh 410 cals./hr.
  • Trotar 8.8 kmph 740 cals./hr.
  • Trotar 11.2 kmph 920 cals./hr.
  • Brincar la cuerda 750 cals./hr.
  • Correr en su lugar 650 cals./hr.
  • Correr 16 kmph 1280 cals./hr.
  • Nadar 22 m/min. 275 cals./hr.
  • Nadar 46 m/min. 500 cals./hr.
  • Tenis- singles 400 cals./hr.
  • Caminar 3.2 kmph 240 cals./hr.
  • Caminar 4.8 kmph 320 cals./hr.
  • Caminar 7.2kmph 440 cals./hr.
Las calorías que se queman durante una actividad en particular varían en proporción al peso corporal. Por ejemplo: una persona que pesa aproximadamente 45.450 Kg. quema 1/3 menos de calorías, por consiguiente debe multiplicar el número de calorías por 0.7. Para una persona que pesa aproximadamente 90 Kg, se multiplicará por 1.3.El trabajar más duro o más rápido en cierta actividad, incrementa muy poco la quema de calorías. La mejor manera de quemar más calorías es incrementar el tiempo de duración de la actividad.

Considere los beneficios de un corazón con buena condición: Con 45 ó 50 latidos, el corazón de una persona con buena condición física bombea la misma cantidad de sangre por minuto que la de una persona inactiva en la cual su corazón late de 70 a 75 veces. Haciendo la comparación entre el corazón que tiene una buena condición, el corazón de la persona inactiva en promedio bombea hasta 36,000 veces más por día, 13 millones de veces por año. El bienestar físico, la apariencia y el buen desempeño. Son los beneficios que brinda la frecuente actividad física que pueden ayudarle a gozar en plenitud su vida.

¿Puede la actividad física reducir el riesgo de padecer un ataque al corazón?

¡Sí! Varios estudios muestran que la inactividad física es un factor de riesgo en el padecimiento de enfermedades cardiacas. Los resultados muestran que las enfermedades del corazón por lo general se duplican en personas inactivas. La frecuente actividad física (aun siendo ligero a moderado el ejercicio) puede ayudar a reducir el riesgo de padecer una enfermedad cardiaca. De hecho, la quema de calorías por medio de la actividad física puede ayudar a bajar el peso corporal o mantenerse en el peso deseado, que también ayuda a reducir el riesgo de padecer una enfermedad del corazón. Los mejores ejercicios para fortalecer al corazón y los pulmones son los aeróbicos como el caminar rápido, trotar, andar en bicicleta y la natación.

En América las enfermedades del corazón y los ataques cardiacos se deben en su mayoría a las enfermedades coronarias. Estas se desarrollan cuando los depósitos grasos se acumulan sobre las paredes internas de los vasos sanguíneos que alimentan al corazón (arterias coronarias). Por consiguiente, una o más de las principales arterias coronarias se pueden bloquear. Debido al acumulo de depósitos, o por un coagulo sanguíneo formado en la angosta luz de las arterias. El resultado es un ataque cardiaco.

Sabemos que existen varios factores que pueden incrementar el riesgo para desarrollar enfermedades coronarias. y por ende el riesgo a sufrir un ataque cardiaco. Afortunadamente varios de estos factores de riesgo se pueden reducir o eliminar. Los factores de riesgo que se pueden corregir son: Fumar cigarrillos, alta presión sanguínea, alto nivel de colesterol en sangre, inactividad física y obesidad. 

Entre mayor sea el número de factores de riesgo, mayor es el riesgo de adquirir enfermedades del corazón y de sufrir un ataque cardiaco. Fumar Cigarrillos. Un fumador compulsivo aumenta de dos a cuatro veces la probabilidad de sufrir un ataque cardiaco, y el porcentaje de mortalidad entre los fumadores es de un 70% mayor en comparación con las personas que no fuman. Las personas que hacen ejercicio con frecuencia tienen mayor probabilidad de fumar menos cigarrillos e inclusive dejarlo por completo.
Compartir en: